16 febrero 2012

Sin la piscina del mundial

La Federación Madrileña de Natación está en peligro. El pasado mes de noviembre presentó concurso de acreedores ante el juzgado por la crítica situación de las cuentas de este órgano del deporte madrileño. 

La Federación lleva varios años en una grave crisis económica. El origen está en que los gestores diversificaron sus objetivos y se lanzaron a una doble función. Por una parte, la cuestión deportiva y de alta competición. Por otra, los cursos de natación, que no supieron gestionar. 

La aventura ha terminado con una grave crisis y ahora el juez deberá nombrar administradores judiciales y negociar con los deudores, que son fundamentalmente la Seguridad Social y los proveedores. La deuda es de 1,7 millones de euros, tal y como han declarado en el juzgado. 

La situación llevó hace unos meses a la presentación de un ERE, que la autoridad laboral echó atrás al descubrir algunas irregularidades que imposibilitaban la opción de reducir personal. 
La Federación es una entidad de derecho privado, que realiza funciones por delegación de la Comunidad de Madrid. Por ello, el Gobierno regional está preocupado por la actual situación y lleva meses en conversaciones para intentar solucionar los graves problemas que se están produciendo. 

En el mundo de la natación se da por segura la salida del actual presidente, Santiago Castellanos. Sin la dimisión del actual dirigente, la Comunidad de Madrid no renovará el contrato que tiene con la Federación con la piscina Mundial 86, que es la principal fuente de financiación. En la organización trabajan unas 200 personas, incluyendo a los monitores. 

Además de esta piscina, este organismo también recibe ingresos por la gestión deportiva de la piscina de Majadahonda. Tenía la dirección técnica de algunas otras escuelas, pero las ha ido perdiendo. 
Si la Federación se quedara sin la gestión de las instalaciones del Mundial 86, entraría en un proceso sin retorno y el concurso de acreedores daría paso al cierre total de actividades por falta de recursos económicos. 

En caso de no llegar a un acuerdo en las próximas semanas, la Comunidad de Madrid podría intervenir en la gestión de la organización. ¿Cómo? Gracias a la Ley de Medidas, conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid, aprobada a finales del año pasado. 

Esta norma, que entró en vigor el 1 de enero, señala que el Gobierno regional «podrá revocar de forma motivada la delegación de todas o algunas de las funciones públicas de carácter administrativo». 
«En tal caso, -añadía esta norma- el ejercicio de las citadas funciones podrá ser asumido directamente por la Administración Deportiva de la Comunidad de Madrid o podrá delegarse provisionalmente en otras entidades, suscribiéndose, en este caso, el correspondiente convenio». 

La Ley también daba poder a la Administración autonómica para inspeccionar los libros y documentos federativos oficiales y reglamentarios. Otro de los artículos señala que el Gobierno regional podrá «suspender motivadamente de forma cautelar al presidente o a los demás miembros de los órganos de gobierno y control, cuando se incoe expediente disciplinario contra los mismos, como consecuencia de presuntas infracciones o irregularidades muy graves y susceptibles de sanción, tipificadas como tales en la presente Ley». 

La traducción de esta disposición es que la Comunidad puede llegar a intervenir una federación si, como en el caso de la de natación, atraviesa una grave crisis. No parece casual que el Ejecutivo aprobara esa norma justo cuando esta organización tiene su futuro tan comprometido. 

El caso ha llegado también a la Asamblea de Madrid, donde UPyD preguntó al viceconsejero de Cultura, Javier Hernández, por la situación de la federación. 
Por otra parte, el Club Natación Alcorcón ha presentado un escrito en la Consejería de Cultura en el que denuncia lo que consideran «una persecución del actual equipo de la Federación de Natación», a la que acusan de mala gestión, irregularidades en los estados contables e incumplir el convenio de gestión de la piscina M-86.

No hay comentarios:

Publicar un comentario