11 marzo 2014

Se disparan las actividades sexuales en Benidorm

Casi 2.000 actas levantó la Policía Local de Benidorm en 2013 por captación de clientes para actividades sexuales en la vía pública. Cifra que supone un incremento del 20% respecto a 2012, un año en el que se tramitaron 1.600 denuncias por prostitución callejera. Estos y otros datos forman parte de la memoria de actuaciones de la Policía Local durante el ejercicio pasado.

Un año en el que descendieron en un 12% el número de intervenciones en accidentes de tráfico (805) y no se registró ninguna víctima mortal. En cambio, aumentaron las actuaciones de la llamada policía asistencial, sobre todo aquellas que se refieren a prestar ayuda al turista o al ciudadano a pie de calle.

En total los 242 agentes con los que cuenta el cuerpo benidormí realizaron más de 3.000 servicios de esta índole. Además del aumento de denuncias por la práctica de la prostitución en distintas zonas, también ha incrementado el número actuaciones contra la captación de clientes por agencias de viajes, multipropiedad o los llamados "manteros" que han pasado de 124 en 2012 a las 655 el año pasado. Pese a los esfuerzos policiales, no se ha conseguido reducir la actividad de los trileros.

Las denuncias por esta estafa ascienden a 652, las mismas que el año anterior. La Policía Local también realizó más de 1.000 actuaciones por venta ambulante. En menor cantidad se realizaron intervenciones relacionadas con el consumo de sustancias en vía pública. Más de 200 actas en el caso estupefacciones y otras tantas en lo que respecta al consumo de alcohol en la calle.

Por su parte, el grupo responsable de inspección de establecimientos realizó más de 300 inspecciones y más de 200 revisiones de los limitadores de ruido. En este sentido, el jefe de la Policía Local, Juan Fuertes, aseguró que los empresarios benidormís respetan bastante la normativa de contaminación acústica puesto que de las revisiones realizadas sólo en 14 establecimientos se detectó una manipulación del limitador obligatorio que deben tener los locales.

No se recogen datos aún en esta memoria sobre el resultado de la aplicación de la ordenanza contra la mendicidad, aprobada recientemente. En este sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana, José Marcet, sí adelantó que de 14 servicios realizados conjuntamente por Policía Local y Servicios Sociales tan sólo en dos casos se constató que se trataba de personas en riesgo de exclusión social. "El resto de las intervenciones correspondieron a grupos organizados de mendigos profesionales que actúan en las calles de Benidorm", indicó.

En términos generales, el jefe de la Policía Local calificó los datos de "buenos" por cuanto que se ha incrementado el número de actuaciones a pesar de que la plantilla se ha visto reducida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario